Autoconocimiento

Revisando el pasado

Continuamente nos encontramos con opiniones, con comentarios que se basan en experiencias personales poco contrastadas, o en el hecho de que “toda la vida se ha hecho así, y en realidad no estamos tan mal…” Y ante estos comentarios qué escucho, la verdad es que yo suelo callarme, porque no quiero ser irrespetuosa, pero hoy quiero dar mi opinión.

El responsable de que actuemos así, es en realidad nuestro cerebro, y no nuestro cerebro pensante, no, si no nuestro cerebro reactivo, que responde ante lo desconocido, por miedo, activando respuestas de ataque, huida o paralización. Siento quitarnos el protagonismo, pero es una decisión inconsciente, basada en el instinto de supervivencia.

Nuestro cerebro nos quiere mucho, y nos quiere vivos, por lo tanto tiene mecanismos que provocan reacciones muy rápidas para mantener nuestra supervivencia. Más rápidas que si tuviésemos que decidir con el pensamiento. Nuestra memoria de especie nos dice que lo desconocido es peligroso, y es muchas veces la necesidad lo que nos hace pensar en el placer que podemos obtener al explorarlo, y nos anima a ello a pesar del miedo.

Gracias a esa necesidad, y a esa capacidad de pensar, y buscar el placer dónde nuestro instinto nos dice que hay peligro, el ser humano ha hecho grandes avances a lo largo de la historia, y continúa haciéndolos.

Ahora tengo que dar la razón a aquellos que dicen que tan mal no nos ha ido, pero siento informarles que la primera parte de la frase “toda la vida se hizo así” no es cierta, se ha cambiado mucho a lo largo de toda la historia, y si se han producido esos cambios ha sido gracias a personas valientes, que han roto con el “toda la vida” y se han adentrado a lo desconocido para volver con mejoras de las que nos hemos beneficiado todos. Gracias a todas esas personas hoy somos quienes somos.

Por lo tanto os invito a revisar vuestras creencias, comprobar si realmente son vuestras o son de las personas que os han acompañado a lo largo de la vida, y no os habéis atrevido a cuestionar. Os invito a cuestionaros todo, a reflexionar sobre cómo os hacen sentir las decisiones que habéis tomado hasta ahora. Y ya que esto trata de relaciones respetuosas, os invito a reflexionar, y ser completamente sinceros con vosotros mismo, sobre si sois 100% respetuosos con todas las personas con las que os relacionáis, y en todo momento. Y si resulta que no lo sois, tampoco es cuestión de fustigarse, es posible que vuestra forma de actuar responda a que “toda la vida se hizo así”, pero os aseguro que eso se puede cambiar, no es fácil, pero se puede.

Por supuesto tambien, destacar una obviedad (que a veces no parece ser tan obvia), que los niños tambien son personas que merecen respeto, no son “miniadultos”, son niños, y se encuentran en una etapa evolutiva con unas necesidades y unas prioridades muy alejadas de las de los adultos. Por eso muchas veces chocamos, pero es nuestra obligación ser tolerantes y respetuosos con todas las personas con las que nos relacionamos, incluidos los niños.

Os invito a que compartáis mi misión, deseo crear un mundo mejor, se que yo sola no voy a poder, por eso pido vuestra ayuda, porque estoy segura de que juntos, lo conseguiremos. (Y no tratando de cambiar al vecino, si no mirándonos el ombligo)

 

 

 

1 comentario en “Revisando el pasado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s